Termina el suplicio para el Madrid

El conjunto blanco cayó ante el Betis (0-2) en el Santiago Bernabéu y despide una temporada para olvidar.

¡Comparte!

El conjunto blanco cayó ante el Betis (0-2) en el Santiago Bernabéu y despide una temporada para olvidar.

Domingo de despedidas en Chamartín. Despedida de Keylor Navas, al que Zidane premió como titular, de Gareth Bale, que ni jugó, de Undiano Mallenco, que colgará el silbato tras 348 partidos en Primera. Despedida del estadio Santiago Bernabéu como se le conoce, ya que el lunes comienza su reestructuración, y sobre todo, despedida de una temporada amarga, que terminó en marzo pero que el calendario estiraba hasta hoy. Termina el suplicio para el madridismo.

El partido ante el Betis de Quique Setién tenía como incentivo para el Madrid terminar la Liga con una victoria y en paz con su afición, pero no fue posible. El equipo sevillano tomó las riendas del encuentro en el primer tramo, con Loren y Lo Celso como amenazas dentro del área.

Los blancos tardaron en entrar en sintonía, como durante gran parte de la temporada. En una primera mitad trabada, los de Zidane fueron tomando el control del esférico, pero no del partido. El primer remate entre los tres palos tardó 17 minutos en llegar, con un cabezazo de Lo Celso a las manos de Keylor. La poca emoción en las gradas era causada por alguna filigrana de Vinicius o de Brahim, más ocupados en decorar que en construir, mientras que Marcelo y Varane rompían con la monotonía del juego blanco. El primero con una ruleta y un remate que rozó el palo, y el segundo con una escapada por banda que terminó en un tiro de Benzema al palo. De lo único destacable del delantero francés esta tarde en el Bernabéu, que culmina su temporada más rentable como madridista (30 goles). Al minuto respondió el Betis, con un remate picado de Lo Celso, que controló solo ante Keylor, y que el portero sacó in extremis al tiro de esquina. Era la segunda intervención clara del costarricense, que ya se había estirado para sacar un remate lejano de Bartra.

El descanso revolucionó al Betis, que empezó a explotar más sus bandas para llegar al área rival. Poco más de 15 minutos tenía la segunda parte cuando Guardado se escapó por la izquierda y centró raso para Loren, que definió solo sobre el segundo palo. El Betis abría el marcador merecida- mente, ante un Madrid cuyo único brillo recaía en los pies de Vinicius, que rozó el gol tras un gran recorte ante Mandi en el área y una definición que se topó con Pau López. El brasileño tuvo dos ocasiones similares luego, pero se empeñó en no rematar a portería.

La temporada del Madrid termina como transcurrió 

A los cinco minutos del tan- to de Loren llegó un remate de Lo Celso desde la frontal que apuntaba a la escuadra, cuando se erigió nuevamente la figura de Navas. El tico, en su más que probable despedida, se fue con nota alta. Pero también hubo regresos, y fue el de Jesé al Bernabéu. El ex madridista entró al 67’ aplaudido por todo el estadio, con el que se disculpó al anotar el 2-0 ocho minutos después, luego de que Júnior le ganara las espaldas a Carvajal, de bajo rendimiento esta tarde, y colocara un pase letal hacia atrás al pie del ’10’ verdiblanco. El partido, despedidas aparte, era más de lo mismo de esta temporada.

Asensio e Isco también vieron minutos, con la duda de si el malagueño continuará la próxima temporada. Sobre el cierre del partido, el Betis retomó el dominio del esférico y el control del partido y minimizó al Madrid a un equipo dependiente del contragolpe. Sobre el descuento, el Bernabéu no se aguantó y comenzó a pitar a los suyos, con la notable excepción de Keylor, al que aplaudían cada vez que tocaba el balón. La silbada fue general con el pitazo final, el último de Undiano en la máxima categoría.

El Betis se llevó una victoria convincente del Santiago Bernabéu, el mismo que el lunes comienza las obras para lo que será “el mejor estadio del futuro”, en palabras de Florentino Pérez. La victoria no salvará a Setién, pero deja una base interesante para el que venga. La temporada del Madrid termina como transcurrió, con más dudas que certezas, sin convicción y sin respuestas, pero terminó, y eso es lo más destacado para el madridismo en esta tarde de despedidas.

*Imagen principal: Reuters
¡Sígueme!
¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *